miércoles, 31 de julio de 2013

Museo Alemán de la Técnica en Berlín

Berlín es una de mis ciudades europeas preferidas. Tiene un montón de historia interesante a sus espaldas, especialmente durante el siglo XX. Así que cualquier excusa es buena para visitarla. Si tenéis la oportunidad de hacerlo y además viajáis con niños os recomiendo que dediquéis un día entero al Museo Alemán de la Técnica (Deutsches Technikmuseum). ¡No tiene desperdicio!

Sala de la aviación en el Deutsches Technikmuseum.
¡No se trata de modelos a escala!
El museo cuenta con una extensa zona verde (el parque del museo) en la que encontramos un par de molinos, una fragua y una fábrica de cerveza tradicional (no podía faltar). Estupendo si hace buen tiempo y queremos comer al aire libre (cuenta con una zona de picnic).

El antiguo edificio del museo (de 1908) albergaba la fábrica y oficinas de una empresa frigorífica. Como curiosidad que seguro gusta a los niños se puede ver la antigua escalera para caballos que accedía a la planta superior donde se almacenaban los bloques de hielo. En este edificio se encuentran las exposiciones de maquinaria,  tecnología textil, computación, telecomunicaciones,  y papel e imprenta

Un impresionante edificio nuevo acristalado contiene las colecciones naval y de aviación. Visualmente las piezas (que no son precisamente pequeñas) están ubicadas con un gusto exquisito. En otras dependencias encontramos las exposiciones del ferrocarril y el tráfico rodado (desde el carro o la bici hasta los coches).

Disección de la pala de un aerogenerador.
Deutsches Technikmuseum
Y finalmente otro edificio más modesto acoge las exposiciones sobre la fabricación de joyas y maletas, la química y farmacia, la fotografía y la cinematografía.

Además hay exposiciones temporales, como la dedicada al viento que tuve la oportunidad de visitar. Imaginaros mi sorpresa cuando me encuentro una inmensa pala de un aerogenerador diseccionada para mostrar de qué material está hecha...

Museo Alemán de la Técnica (Deutsches Technikmuseum) en Berlín, Alemania. ¡Para niños y mayores!

Creo que hay de todo y para todos los gustos. Las piezas que se exhiben son valiosas y muy interesantes (por ejemplo, la reproducción del Z1 aclamado por el museo como el primer ordenador del mundo,  y que fue destruido durante un bombardeo durante la segunda guerra mundial). Si eres de los que lee los carteles en los museos, encontrarás unas explicaciones rigurosas y amenas (eso sí, en alemán todas y en inglés la mayoría). En realidad es un museo que da para varias visitas ¡imposible abarcarlo en un sólo día!.


jueves, 25 de julio de 2013

Los comienzos de la dinomanía (2)

La Guerra de los Huesos

Como os adelantaba en mi anterior entrada, Los comienzos de la dinomanía (1), después de las primeras representaciones a tamaño real de los dinosaurios, a finales del siglo XIX un país entero siguió de cerca el enfrentamiento entre dos paleontólogos. Los protagonistas Edward Drinker Cope y Othniel Charles Marsh, y el país observador de esta pugna científica los Estados Unidos. 

Los protagonistas de la "Guerra de los huesos":
OC Marsh (izda.) y ED Cope (dcha). Imagen: Wikimedia
En la llamada "Guerra de los Huesos" estos dos hombres empeñaron toda su fortuna y reputación para recorrer el salvaje Oeste en busca de fósiles de dinosaurios. Y no fue precisamente una guerra limpia. Ambos terminaron completamente arruinados. Parece que en este empeño sólo ganó la ciencia, ya que sus hallazgos permitieron descubrir cientos de nuevas especies (entre ellas el famoso Triceratops). 

Como dice Jose Luis Sanz, en su artículo "Dinosaurios: realidad y ficción" con el seguimiento de la opinión pública de esta pugna paleontológica "los dinosaurios se instalan, ya para siempre, en el american way of life".

No será hasta los años 20 del siglo XX, con una nueva oleada de excavaciones esta vez en África, Asia y Sudamérica, cuando la sociedad perciba que los dinosaurios no son seres mitológicos, sino auténticos seres vivos. Es decir, seres que nacían, crecían y se reproducían como los actuales, y que por tanto tuvieron una existencia real en el pasado.

Llegado a este punto es cuando yo me pregunto ¿a qué edad llegan los niños a entender que los dinosaurios fueron reales?. Quizá en el mismo momento en que empiezan a perder el interés por los dragones, los Pokémon, los Gormiti o los Invizimals...


miércoles, 17 de julio de 2013

Los comienzos de la dinomanía (1)

Niños y paleontología - cuando el dinosaurio es el rey

Me atrevería a decir que no hay ciencia más cercana a los niños, sobre todo a los más pequeños, que la paleontología (el estudio del pasado de la vida sobre la Tierra, a través de los fósiles). Muchos de ellos tienen verdadera obsesión con los dinosaurios. Son capaces de memorizar sus nombres (algunos de ellos francamente complicados de pronunciar), y conocen al dedillo de qué se alimentan, sus características anatómicas, etc. Es una pena que a pesar de ello, y del tirón mediático que tienen, la mayoría desconoce la ciencia que los estudia.

Estudio de Benjamin Waterhouse Hawkins
Estudio de Benjamin Waterhouse Hawkins
Imagen: Wikipedia
He leído recientemente un artículo de Jose Luis Sanz, paleontólogo y catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid. El artículo se titula "Dinosaurios: realidad y ficción" y está publicado en el número 50 de la revista Patrimonio (de la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y león). Este breve artículo me ha ayudado a entender en parte el porqué de esta fascinación de los niños por los dinosaurios. ¿Cómo y cuándo comenzó la dinomanía?

Primera aparición en sociedad

Los dinosaurios dieron el salto del mundo científico a la sociedad en general cuando por primera vez se representaron en forma de esculturas que se mostraron públicamente. Era el año 1852, y la empresa que creó el Palacio de Cristal para la exposición universal de Londres (Inglaterra) el año anterior encargó a Benjamin Waterhouse Hawkins la creación de varios modelos de dinosaurios a escala real. Benjamin estuvo asesorado por el paleontólogo Richard Owen, el científico al que debemos que los dinosaurios se llamen así.

Banquete en el Iguanodon.
Imagen: Wikipedia
Algunas de estas esculturas se pueden visitar hoy en día en el parque del Palacio de Cristal en Sydenham Hill, al sur de Londres. No puedo dejar de pensar el asombro y estupor que causarían las esculturas entre los visitantes del parque. Además, la presentación en sociedad fue de lo más original: se organizó un banquete que tuvo lugar en el interior del molde de uno de los Iguanodontes (me río yo de los "fotocalls" con celebridades y de los estrenos con alfombra roja). 

En 1868 Benjamin Waterhouse Hawkins fue también el responsable del primer montaje de un esqueleto casi completo de dinosaurio (esta vez de un Hadrosaurus), en la Academia de Ciencias Naturales de Filadelfia, en Estados Unidos. Este tipo de montajes sigue inundando nuestras retinas desde todos los museos de Historia Natural que se precien.

La Vida imita al Arte

Me vienen ahora a la cabeza unas palabras de Oscar Wilde que escribiría sólo unos años más tarde en su obra Intenciones "las cosas son porque las vemos, y lo que vemos, y cómo lo vemos, dependen de las artes que nos han influenciado [...] En la actualidad la gente ve nieblas no porque haya tales nieblas, sino porque los poetas y los pintores le han enseñado la misteriosa belleza de sus efectos. Es muy posible que desde hace siglos haya habido nieblas en Londres. [...] Pero nadie las veía [...] Hasta que el Arte las inventó, puede decirse que no empezaron a existir".

¿Necesita siempre la ciencia del arte, como en el caso de los dinosaurios, para inundar nuestra cultura colectiva?

Aunque las primeras representaciones de los dinosaurios captaron la atención de muchos, la verdadera dinomanía comenzaría después, cuando un país entero fue testigo del enfrentamiento entre dos paleontólogos (continua leyendo aquí).


miércoles, 10 de julio de 2013

Cajal el travieso

Desconocía la faceta traviesa de Santiago Ramón y Cajal en su infancia, el científico más conocido por los jóvenes españoles* (motivos no le faltan: premio Nobel de medicina en 1906, junto con Camilo Golgi por sus trabajos sobre la estructura del sistema nervioso).
* Fuente: Encuesta sobre la percepción social de la ciencia en estudiantes de secundaria en España. FECYT- OEI, 2010, según se recoge en la Encuesta de la percepción social de la ciencia y la tecnología 2010 elaborada por la FECYT.
Cajal el travieso
Cajal el travieso.
Imagen: Ediciones El rompecabezas
Acabo de terminar de leer "Cajal el travieso", escrito por Esteban Rodríguez Serrano, y me he quedado con muchas ganas de seguir indagando sobre la vida de Cajal. Recuerdo que en su día me gustó mucho la serie de televisión (Ramón y Cajal: historia de una voluntad) que dirigió Jose María Forqué para RTVE en 1982, y que ahora puede verse en Internet (sin duda, una buena opción para el verano).

Centrándome en el libro os diré que me ha gustado mucho, sobre todo después de comprobar que el autor se ha empapado de la vida de Don Santiago. Y es que Ramón y Cajal escribió su autobiografía, titulada Recuerdos de mi vida y nos dio muchos detalles, no sólo de su faceta científica, sino también de su vida personal durante su infancia y juventud. "Cajal el travieso" arranca con la llegada de Santiago (o Santiagué como le llamarán en el pueblo) un chico de 8 años con su familia a Ayerbe, un pueblo de Huesca. Allí es recibido con cierto recelo por los demás niños, pero pronto hará buenas migas con todos, y en un afán de integrarse como uno más, descubre que tiene ciertas mañas para organizar varias travesuras. El relato termina cuando toda la familia se traslada de nuevo (Santiago tiene ahora 17 años) a Zaragoza.

En el transcurso de la historia, además de las aventuras de Santiago con los demás niños de Ayerbe, el autor nos presenta dos de las grandes aficiones (o más bien pasiones) del premio Nobel: el dibujo y la fotografía. La primera le causó varios disgustos con su padre, hombre práctico que sólo veía a su hijo mayor convertido en médico, como él. Por eso hará que abandone sus estudios temporalmente, convirtiéndole en aprendiz de barbero y zapatero. Sin embargo, tanto el dibujo como la fotografía serán muy importantes en su faceta científica, ya que conseguirá mejorar y desarrollar técnicas químicas para teñir las muestras de tejidos que estudia y plasmar lo que ve en el microscopio en detallados dibujos que realiza con gran maestría.

Utilizando el truco del sueño, aprendemos algo más sobre Ramón y Cajal investigador (Santiagué pasa dos días en la cárcel del pueblo después de "armarla" literalmente con un cañón casero). Al final del libro se incluyen unas actividades y lecturas adicionales sobre diversos temas tratados, preparadas por David Blanco la Serna (como los eclipses de sol, la malaria y el cerebro) que pueden dar pie a comentarios alrededor de la ciencia en clase.

Cajal el travieso de Esteban Rodríguez Serrano, Ediciones El Rompecabezas. A partir de 9 años.
Aunque, como os comentaba al principio, Ramón y Cajal es el científico más citado por los jóvenes españoles, sólo una tercera parte fue capaz de dar el nombre de uno (ya fuera español o extranjero)*. Estoy segura que Cajal el travieso es una muy buena oportunidad  para que dentro de diez años, el 99% de los jóvenes no dude en decir "Ramón y Cajal", Santiagué para los amigos, cuando sea encuestado.

Lo peor: Al tratarse de un científico del pasado, los niños pueden sentirse menos identificados con él.

Lo mejor: La historia está muy bien documentada (sin ir más lejos los nombres de los amigos de Santiago son reales).


miércoles, 3 de julio de 2013

Campus científicos (ilusión en 140 caracteres)

Llevo varias semanas leyendo con sorpresa y a la vez mucha alegría los retuits que hace la FECYT (Fundación Española Ciencia y Tecnología) sobre los Campus Científicos que financia. Desde el pasado 30 de Junio hasta el 17 de Julio un total de 1.808 jóvenes entre 15 y 16 años participarán en "proyectos científicos diseñados por profesores universitarios y desarrollados en departamentos de investigación de 16 Campus de Excelencia Internacional y Regional".

Desde que se dieron a conocer los admitidos para los campamentos de este año son varios los chicos y chicas que mandan sus mensajes a través de Twitter. Mi sorpresa y alegría vienen de constatar que hay interés entre los jóvenes por la ciencia. Además la espontaneidad de los mensajes me contagia la ilusión con la que se acercan a esta nueva experiencia.

Campus Científicos 2012 en la UC3M
Imagen: Blog Campus Científicos
Copio algunos (no se me ocurre otra manera de compartirlos permanentemente...)

Al saber que han sido admitidos:

Soy las persona mas feliz del mundo, me voy al de mamiferos marinos en Canariaaas!!! Del 14 al 20

Ya iba siendo hora de recibir buenas noticias. Este verano estaré en el :))

Podremos poner camino a Murcia este verano, muy orgulloso.

Preparando y pensando en ello:

Lo mejor del verano será la semana que pasaré en Madrid rodeado de interés y ganas en la UAM. :D

Me encanta el planning de los La UPC me esperaaa, a Barcelonaa :)

Me muero de nervios y ganas por ir ya!

Dos semanitas y para Granada a los :) qué ganitas!

A menos de dos semanas para a los campus científicos. Tener ganas es poco!

En 2 días ya estaré en Tarragona! Muchos nervios y ganas

Quiero que pasen ya las horas que faltan para coger el AVE rumbo a Madrid. Que nervios!!

Los que ya estuvieron el año pasado:

Lo que daría por volver a disfrutar de los sin duda una de las mejores experiencias que he vivido !

O los que se han quedado fuera este año:

Que envidia me dan los que ya están en los Campus Científicos! Pero envidia sana, sin duda volveré a intentarlo el año que viene.

Y finalmente, los mensajes del primer día:

De caballitos de mar varios...!! !! Buenísima tarde con los mejores!

Minimizacion de energia instagram.com/p/bOIkbARkn7/

Vale, esto me encanta. Esta gente me encanta. Y sólo llevamos un día

Pero parece que este entusiasmo y "buen rollo" no sólo lo tienen los participantes (futuros y pasados), sino también los monitores e investigadores que trabajan con ellos. No hay más que echar un vistazo al blog de los campus científicos donde se comentan y comparten las noticias del 2013 y las ediciones anteriores (los años 2012 y 2011).

Campus científicos de la FECYT (Fundación Española para la Ciencia y Tecnología) para chicos y chicas de 4º de la ESO y 1º de Bachillerato (15-16 años).
Sin duda planean muchas sombras sobre el sistema de investigación en España. Llamadme ingenua, pero en estos momentos los mensajes de los #CampusCientificos en Twitter me transmiten fuerza, energía y esperanza en que otro futuro es posible para la ciencia española. ¡Espero que sigan celebrándose muchos años!

Licencia CC

Licencia Creative Commons
La Rueda de los Inventos por Monica Chagoyen se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported. Citar: www.laruedadelosinventos.org.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...