jueves, 31 de octubre de 2013

Tres miradas a la luna

Acabo de ver el corto de animación de Pixar "La luna", dirigido por Enrico Casarosa, que acompañó a la proyección del largometraje "Brave" en las salas de cine. Y me he quedado con la boca abierta, como el niño protagonista. En pocos minutos se condensan ternura, cariño, orgullo y magia visual. La visión que nos ofrece de la luna es muy particular. Es la primera mirada a la luna que quiero ofreceros. 

La luna
La Luna
Imagen: www.pixar.com
Indagando he podido saber que la historia que nos cuenta Casarosa en el corto se basa en otra escrita por Italo Calvino titulada "La distancia de la luna" (que puedes leer siguiendo el enlace). La segunda mirada.

Y la tercera mirada, la de la humanidad en busca de conocimiento. Una mirada que puedes compartir con tus hijos/nietos/sobrinos o tus alumnos:

Durante muchos años los seres humanos sólo han podido observar y soñar con la misma vista de la luna. Aunque la luna tiene forma esférica, tarda lo mismo en rotar sobre sí misma que en dar una vuelta completa a la tierra, por lo que siempre nos ofrece una misma cara.

La llamada cara oculta de la luna ha permanecido desconocida, casi en su totalidad, hasta 1959. Ese año, la sonda soviética Luna 3 pudo tomar las primeras fotografías de esta cara, mostrando un tercio de su superficie invisible desde la tierra.

Nueve años después, en 1968, un ser humano pudo ver directamente la cara oculta por primera vez. El astronauta Willian Anders, de la misión Apolo 8, la describió así:  "parece un montón de arena en la que hayan jugado mis hijos durante un rato. Está toda magullada, sin definición, sólo un montón de bultos y agujeros"

Y es que las dos caras, o hemisferios, de la luna son muy diferentes. La cara visible tiene numerosos y grandes mares (mares lunares, sin agua claro está), mientras que la cara oculta está plagada de cráteres. En este vídeo puedes ver toda la superficie de la luna. Se ha hecho combinando digitalmente fotografías tomadas por la sonda espacial de la NASA Lunar Reconnaissance Orbiter, cuya misión es estudiar la luna. Comienza desde la cara familiar, la que podemos observar desde la tierra y gira hasta ofrecernos su cara más desconocida, para rotar de nuevo hacia su posición inicial. Veintinueve días condensados en menos de medio minuto.



He compartido contigo tres formas distintas de mirar la luna. Las dos primeras son miradas desde el arte (el cine y la literatura). Sobre la tercera me gustaría preguntarte:  ¿es la luna menos bella al observarla con una mirada científica?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Licencia CC

Licencia Creative Commons
La Rueda de los Inventos por Monica Chagoyen se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported. Citar: www.laruedadelosinventos.org.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...