miércoles, 31 de julio de 2013

Museo Alemán de la Técnica en Berlín

Berlín es una de mis ciudades europeas preferidas. Tiene un montón de historia interesante a sus espaldas, especialmente durante el siglo XX. Así que cualquier excusa es buena para visitarla. Si tenéis la oportunidad de hacerlo y además viajáis con niños os recomiendo que dediquéis un día entero al Museo Alemán de la Técnica (Deutsches Technikmuseum). ¡No tiene desperdicio!

Sala de la aviación en el Deutsches Technikmuseum.
¡No se trata de modelos a escala!
El museo cuenta con una extensa zona verde (el parque del museo) en la que encontramos un par de molinos, una fragua y una fábrica de cerveza tradicional (no podía faltar). Estupendo si hace buen tiempo y queremos comer al aire libre (cuenta con una zona de picnic).

El antiguo edificio del museo (de 1908) albergaba la fábrica y oficinas de una empresa frigorífica. Como curiosidad que seguro gusta a los niños se puede ver la antigua escalera para caballos que accedía a la planta superior donde se almacenaban los bloques de hielo. En este edificio se encuentran las exposiciones de maquinaria,  tecnología textil, computación, telecomunicaciones,  y papel e imprenta

Un impresionante edificio nuevo acristalado contiene las colecciones naval y de aviación. Visualmente las piezas (que no son precisamente pequeñas) están ubicadas con un gusto exquisito. En otras dependencias encontramos las exposiciones del ferrocarril y el tráfico rodado (desde el carro o la bici hasta los coches).

Disección de la pala de un aerogenerador.
Deutsches Technikmuseum
Y finalmente otro edificio más modesto acoge las exposiciones sobre la fabricación de joyas y maletas, la química y farmacia, la fotografía y la cinematografía.

Además hay exposiciones temporales, como la dedicada al viento que tuve la oportunidad de visitar. Imaginaros mi sorpresa cuando me encuentro una inmensa pala de un aerogenerador diseccionada para mostrar de qué material está hecha...

Museo Alemán de la Técnica (Deutsches Technikmuseum) en Berlín, Alemania. ¡Para niños y mayores!

Creo que hay de todo y para todos los gustos. Las piezas que se exhiben son valiosas y muy interesantes (por ejemplo, la reproducción del Z1 aclamado por el museo como el primer ordenador del mundo,  y que fue destruido durante un bombardeo durante la segunda guerra mundial). Si eres de los que lee los carteles en los museos, encontrarás unas explicaciones rigurosas y amenas (eso sí, en alemán todas y en inglés la mayoría). En realidad es un museo que da para varias visitas ¡imposible abarcarlo en un sólo día!.


2 comentarios:

  1. Lo visité el año pasado y me encantó. Una magnífica idea para combatir los días lluviosos tan típicos de Berlín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfonso gracias por tu mensaje. Ahora que comentas lo de los días lluviosos, decir que lo visité en plena ola de calor, y no tiene aire acondicionado...
      ¡No quiero ni imaginarme la impresión que me habría causado si además de todo me hubiese cobijado en un día frío y húmedo!

      Eliminar

Licencia CC

Licencia Creative Commons
La Rueda de los Inventos por Monica Chagoyen se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported. Citar: www.laruedadelosinventos.org.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...